Share

Es frecuente en las empresas que al momento de comparar los registros de los inventarios contra la real existencia de ellos, se encuentren diferencias, que deban recibir el tratamiento tributario correspondiente.

La letra d) del artículo 8 del DL 825, asimila a retiro para uso o consumo propio del contribuyente, los bienes que faltaren en el inventario del vendedor o prestador de servicios y cuya salida de la empresa no pudiere justificarse con documentación fehaciente, salvo los casos FORTUITOS o de FUERZA MAYOR, calificados por el SII u otros que determina el reglamento.


CAUSAS QUE ORIGINAN LOS FALTANTES EN EL INVENTARIO

a) Salida de la Empresa por:

  • Propio Contribuyente (Retiros)
  • Acción de Terceros (Robos, hurto)

b) Pérdida de los bienes por efectos de:

  • Casos fortuitos o fuerza mayor
  • Acción de fenómenos naturales, biológicos, químicos o físicos

 

JUSTIFICACIÓN DE LOS FALTANTES EN EL INVENTARIO

 

1) Salidas de la empresa amparadas por documentación fehaciente:

  • a) Anotaciones cronológicas efectuadas en el sistema de inventario permanente y vinculado con la contabilidad de la empresa.
  • b) Denuncias efectuadas ante Carabineros o la PDI, por robos o accidentes de cualquier naturaleza, sustentadas con una copia autorizada de la declaración sobre la pre existencia de lo sustraído, emitida por carabineros, PDI o Fiscalía según sea el caso.
  • c) Informe de liquidación de la aseguradora, cuando hubieren seguros comprometidos.
  • d) Mermas reconocidas por disposiciones legales vigentes y organismos del estado.

 

Nota: Para las letras a), b), c); es condición prioritaria e ineludible que los valores se encuentren contabilizados en las fechas en que se produjo la merma o pérdida.

2) Pérdidas provenientes de:

  • a) Fuerza Mayor o caso fortuito: Definido en el artículo 45 del Código Civil, como imprevisto que no es posible resistir, como lo son un naufragio, terremoto, apresamiento de enemigos, actos de autoridad ejercidos por un funcionario público

 

  • b) Acción de fenómenos naturales, biológicos, químicos o físicos: Que provoquen inutilización o destrucción, en cuyo caso, no es obligación dar aviso al SII, debiendo anotar cronológicamente las mermas en el sistema de inventario permanente, directamente relacionado con la contabilidad fidedigna que mantenga la empresa.

 

CASOS EN LOS QUE OBLIGATORIAMENTE SE DEBE INFORMAR AL SERVICIO

 

Cuando se generen PÉRDIDAS O MERMAS DE EXISTENCIAS EN EL INVENTARIO, provenientes de CASO FORTUITO O FUERZA MAYOR, el contribuyente deberá dar aviso a la Unidad del Servicio de Impuestos Internos (SII) correspondiente a su domicilio, dentro del plazo de 48 horas de ocurrido el hecho.

Cabe señalar que al respecto, las pérdidas o mermas serán constatadas y calificadas por un funcionario del SII, designado con el objetivo de autorizar su rebaja en los libros de contabilidad.

 

EXAMEN DE INVENTARIOS, LIBROS Y DOCUMENTOS

 

De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 60 del Código Tributario, el SII podrá examinar los inventarios, balances, libros de contabilidad y documentos del contribuyente, en todo lo que se relacione con los elementos que deban servir de base para la determinación del impuesto o con otros puntos que figuren o debieran figurar en la declaración.

Por otra parte, la confección o modificación de los inventarios, pueden ser presenciados por funcionarios autorizados del SII, los que podrán confeccionar inventarios de acuerdo a las existencias reales.

Para poder cumplir con el cometido funcionario señalado, el personal del SII, podrá ser auxiliado por la fuerza pública (Carabineros), cuando exista oposición del contribuyente.

 

CONSIDERACIONES COMPLEMENTARIAS

 

De acuerdo a lo expuesto en la presente contingencia, es importante señalar que respecto a faltantes en el inventario de las empresas, el numeral IV, N° 1 de la Circular 3 del 13 de enero de 1992, indica que frente a pérdidas o mermas originadas por CASO FORTUITO O FUERZA MAYOR, el contribuyente debe dar aviso al Servicio en un plazo máximo de 48 horas de ocurrido el hecho.

No obstante a lo anterior, en circunstancias catastróficas, extraordinarias y que en forma simultánea hubieren afectado a un gran número de contribuyentes, el SII ha flexibilizado esta norma en la forma y alcance que amerite esta situación.

Una de aquellas situaciones se generó con ocasión del sismo ocurrido en la región de Coquimbo en septiembre de 2015, a través de la circular 78 de ese mismo año, a los contribuyentes domiciliados en la Provincia de Choapa y Comuna de Coquimbo, se les entrega la posibilidad de solicitar un plazo especial mediante el formulario 2117, no pudiendo extenderse más allá del 31 de diciembre de aquel año.

Igual situación ocurrió con motivo de los incendios forestales acaecidos en el verano del pasado año, en la que mediante Circular 9 de 2017, el SII entregó facilidades especiales respecto al aviso de 48 horas, por las pérdidas ocasionadas por los siniestros a los contribuyentes domiciliados en las zonas afectadas por la catástrofe, dándoles la opción de avisar al Servicio en un plazo máximo de seis meses desde ocurrido el hecho.

 

Circular 3 de 1992

Ver / Descarga

Circular 78 de 2015

Ver / Descarga

Circular 9 de 2017

Ver / Descarga


Por: Daniel Silva

Consultor Tributario Boletín del Trabajo