Share


Como es de público conocimiento, a contar del 1 de Enero de 2017 comenzarán a regir dos nuevos regímenes generales de tributación alternativos para la aplicación del Impuesto Global Complementario (IGC) o Adicional (IA), que reemplazan el régimen de tributación establecido en la letra A), del artículo 14 de la LIR, sobre la base de retiros, remesas o distribuciones y el control de las rentas empresariales acumuladas a través del Fondo de Utilidades Tributables (FUT). De esta forma, a partir del año comercial 2017, los contribuyentes que deban declarar sus rentas efectivas determinadas sobre la base de un balance general según contabilidad completa, deberán sujetarse a las normas del “régimen de renta atribuida” o al “régimen de imputación parcial de crédito”. En el presente reporte, analizaremos las principales características del “Régimen de Renta Atribuida”, en conjunto con un ejemplo práctico que facilite su implementación y comprensión.

I. DEFINICIÓN

En términos generales, el régimen de renta atribuida es un régimen de tributación inmediata, en el cual las rentas generadas por las empresas deben tributar totalmente en el mismo año en que se generan, tanto con el IDPC y como con los impuestos finales (IGC o IA, según corresponda) en el mismo ejercicio, manteniéndose la integración entre dichos tributos.
Una de las características principales de este régimen, es que los propietarios, socios, comuneros o accionistas tienen derecho al 100% del crédito por IDPC.

II. DETERMINACIÓN DE LA BASE IMPONIBLE DEL IDPC

Los contribuyentes obligados a declarar sus rentas efectivas según contabilidad completa, deben determinar la RLI afecta al IDPC de acuerdo al mecanismo establecido en el Párrafo 3°, del Título II de la LIR, considerando lo dispuesto en los artículos 29 al 33 de dicha ley y demás normas legales, quedando afectos al IDPC con una tasa general correspondiente al 25%.
No obstante lo anterior, la Reforma Tributaria efectúo modificaciones que tienen una incidencia en la determinación de la RLI.

 

Modificación
Incidencia
a) Retiros o dividendos afectos al IGC o IA percibidos desde otras empresas, que forman parte de la RLI.

Deberán incorporar como parte de la RLI, los retiros o dividendos percibidos desde otras empresas, comunidades o sociedades, cuando no resulten absorbidas por pérdidas conforme al N°3 del artículo 31 de la LIR.

Tales retiros o dividendos percibidos se incorporarán incrementados en una suma equivalente al crédito por IDPC a que tienen derecho.

b) Deducción a la RLI por la que pueden optar las micro, pequeñas y medianas empresas, cuando cumplan los requisitos legales. Dicho beneficio consiste en la posibilidad de que estos contribuyentes efectúen una deducción de la RLI gravada con el IDPC hasta por un monto equivalente al 50% de dicha RLI que se mantenga invertida en la empresa. En todo caso, el monto máximo de dicha rebaja en ningún caso podrá exceder de una suma equivalente a 4.000 Unidades de Fomento (UF), según el valor de ésta al último día del año comercial respectivo.
c) Imputación de pérdidas tributarias conforme al N° 3, del artículo 31 de la LIR

Las pérdidas tributarias deberán seguir el siguiente orden de imputación:

Imputación: A los retiros y dividendos afectos al IGC o IA percibidos en el mismo ejercicio.

Imputación: Como gasto en la determinación de la RLI del ejercicio siguiente.

d) Deducción por gastos rechazados afectos a la tributación del artículo 21 de la LIR. Se incorporó una nueva letra c), en el N° 2, del artículo 33 de la LIR, la cual tiene por objeto agregar dentro de los ajustes que se deben realizar en la determinación de la RLI del ejercicio, la deducción de aquellas partidas señaladas en el numeral i. del inciso 1° y numeral i) del inciso 3°, ambos del artículo 21 de la LIR.
Hasta el 31 de diciembre de 2016 dicho ajuste se encontraba contenido en el propio artículo 21 de la LIR.

III. REGLAS PARA EFECTUAR LA ATRIBUCIÓN DE LAS RENTAS

 

Tipo de empresa Forma de atribuir las rentas
a) Empresas con un único propietario o accionista El dueño de la empresa deberá atribuirse el 100% de la respectiva renta.
b) Empresas con más de un comunero, socio o accionista.

En este caso, los contribuyentes deberán aplicar alguna de las dos siguientes alternativas:

I) Regla de atribución en base al acuerdo de las partes.

La atribución de rentas deberá efectuarse en la forma en que los comuneros, socios o accionistas hayan acordado repartir las utilidades de la empresa.

II) Regla residual de atribución.

En este caso, las rentas deberán ser atribuidas en la misma proporción en que los socios o accionistas hayan suscrito y pagado o enterado efectivamente el capital de la sociedad, negocio o empresa.

IV. REGISTROS QUE DEBEN LLEVAR LAS EMPRESAS SUJETAS A ESTE RÉGIMEN

Para el control de las rentas o cantidades generadas u obtenidas por la empresa, se establece la obligación para estos contribuyentes de efectuar y mantener los siguientes registros:

 

Nombre
Anotaciones
a) Rentas atribuidas propias (RAP)

I) Rentas propias que deben ser atribuidas (Saldo positivo de la RLI).

II) Imputación de gastos rechazados no afectos a la tributación del artículo 21 de la LIR.

b) Diferencia entre la depreciación normal y acelerada (FUF) La diferencia que resulte entre la depreciación normal y acelerada, se considerará como una renta afecta a IGC o IA para la imputación de retiros, remesas o distribuciones.
c) Rentas exentas e ingresos no constitutivos de renta (REX)

I) Las rentas exentas del IGC o IA, percibidas o devengadas directamente por el contribuyente, así como aquellas que perciba a título de retiros o dividendos provenientes de otras empresas.

II) Los ingresos no constitutivos de renta percibidos o devengados directamente por el contribuyente, así como aquellos que perciba a título de retiros o dividendos provenientes de otras empresas.

d) Saldo acumulado de créditos (SAC)

Este registro tiene por objeto llevar un control de los créditos por IDPC a que tendrán derecho los propietarios, comuneros, socios o accionistas de la empresa, sobre los retiros, remesas o distribuciones de rentas o cantidades afectas al IGC o IA según corresponda.

Ahora bien, el saldo acumulado de créditos podrá estar conformado, según proceda, de aquellos créditos generados a partir del 1° de enero de 2017 en adelante, como también de aquellos generados hasta el 31 de diciembre de 2016 provenientes de los créditos acumulados en el registro del FUT.

V. ORDEN DE IMPUTACIÓN DE LOS RETIROS, REMESAS O DISTRIBUCIONES Y MOMENTO EN QUE DEFINEN SU SITUACIÓN TRIBUTARIA

De acuerdo a lo anteriormente expuesto, los retiros, remesas o distribuciones se imputarán en el siguiente orden:

 

Orden de imputación
Situación tributaria
I) En primer lugar, a las cantidades acumuladas en el registro RAP. Los retiros, remesas o distribuciones quedarán liberados de toda tributación, por cuanto se trata de rentas que ya han completado su tributación con los impuestos de la LIR al momento de ser atribuidas.
II) En segundo lugar, se imputarán al registro denominado FUF. Los retiros, remesas o distribuciones, siempre se afectarán con el IGC o IA, según corresponda, con derecho al crédito por IDPC, en la medida que el registro SAC mantenga un remanente de dichos créditos.
III) En tercer lugar, se imputarán al registro REX, de acuerdo al siguiente orden:

a) Comenzando por las rentas exentas del IGC o IA.

b) Y luego a los ingresos no constitutivos de renta.

Los retiros, remesas o distribuciones imputados a este registro, por regla general, quedan liberados de toda tributación, salvo, en el caso de las rentas exentas del IGC, las que igualmente deberán ser consideradas en la base imponible de dicho tributo.

IV) Retiros, remesas o distribuciones que excedan las cantidades anotadas en estos registros. Quedan afectos al IGC o IA según corresponda, con derecho al crédito por IDPC, en la medida que el registro SAC mantenga un remanente de dichos créditos.

VI. SITUACIÓN DE EMPRESAS QUE REGISTRAN SALDOS DE FUT, FUNT, FUR O RETIROS EN EXCESO

Los contribuyentes que al 31 de diciembre de 2016 mantengan saldos de utilidades acumuladas en los registros FUT, FUF, FUNT o FUR, o que mantengan saldos de retiros en exceso pendientes de tributación a esa fecha, se someterán al tratamiento tributario:

 

Registro
Tratamiento tributario
a) FUT

Las utilidades acumuladas en el FUT al 31 de diciembre, se deberán controlar en un registro denominado “Saldo total de utilidades tributables” (STUT).

Por otra parte, el saldo total de créditos por IDPC se incorpora al registro SAC como créditos generados hasta el 31 de diciembre de 2016.

b) FUF El saldo registrado al 31 de diciembre de 2016, se deberá incorporar como saldo inicial del registro FUF de este régimen.
c) FUNT El saldo determinado al 31 de diciembre de 2016, se incorporará a contar del 1° de enero de 2017, al registro REX, dependiendo de la naturaleza de la renta, vale decir, si son rentas exentas o ingresos no constitutivos de renta, incluyendo en este último las cantidades que se afectaron con el impuesto de primera categoría en carácter de único y, de manera separada, las que se afectaron con el impuesto sustitutivo al FUT.
d) FUR

Los contribuyentes deberán mantener el control del registro FUR, el cual contiene las reinversiones recibidas, considerando en todos los casos las reinversiones realizadas hasta antes del 1° de enero de 2017.

De esta manera, deberá mantenerse en un registro separado dichas sumas, con indicación del socio o accionista que efectuó el aporte o adquirió las acciones, la oportunidad en que ello se realizó, el tipo de utilidad de que se trata y el crédito e incremento por el IDPC que les corresponde.

La tributación de tales cantidades, de acuerdo a las disposiciones transitorias de la Ley, se producirá en las siguientes situaciones:

i) Al momento de la enajenación por acto entre vivos de los derechos sociales o acciones respectivas.
ii) Al momento de una devolución de capital.
iii) Al término de giro de la empresa

d) Retiros en exceso A contar del 1° de enero de 2017, el saldo de tales retiros en exceso deberá imputarse al término de cada ejercicio comercial con posterioridad a los retiros, remesas o distribuciones de dividendos efectuados durante el ejercicio, al remanente debidamente actualizado al termino del año comercial que se determine en el registro RAP, posteriormente al registro FUF, y finalmente al registro REX. De mantenerse un saldo de retiros en exceso pendiente de tributación, éste se deberá imputar en el mismo orden a los registros que se determinen en el ejercicio siguiente, o subsiguiente, y así sucesivamente hasta su total agotamiento.

VII. CRÉDITO POR IDPC IMPUTABLE EN CONTRA DE LOS IMPUESTOS FINALES

Cuando los retiros, remesas o distribuciones resulten gravados con el IGC o IA, ya sea porque resulten imputados al registro FUF, o no resulten imputados a ninguno de los registros analizados, y la empresa mantenga a la fecha de imputación de éstos, un remanente en el registro SAC, dichos retiros, remesas o distribuciones tendrán derecho al crédito por IDPC contra los impuestos finales que establecen los artículos 56, número 3) y 63, de la LIR, el que corresponderá al monto menor entre:

i) La cantidad que resulte de aplicar sobre el monto del retiro, remesa o distribución señalados en el párrafo anterior, una “tasa de crédito” que se calculará en la forma que se indicará a continuación; y,

ii) El monto total de crédito por IDPC disponible en el registro SAC.
La “tasa de crédito” aplicable, será la que resulte de dividir la tasa del IDPC vigente al inicio del ejercicio respectivo, por cien menos la tasa del referido tributo, todo expresado en porcentaje.

Ejemplo:

Tasa de IDPC vigente = 25% Tasa de crédito = 25% / (100% – 25%) = 33,3333%

Por: Claudio Araya Aragón.

Consultor Tributario Boletín del Trabajo