Share


Por ser un tema frecuentemente consultado por nuestros usuarios y clientes, se ha considerado pertinente escribir sobre las comisiones que se pagan con 1 mes de desfase a su devengamiento.

La regla general es que las remuneraciones variables como son las comisiones, sean pagadas conjuntamente con las demás remuneraciones del mes en la cual se devengaron, sin embargo, el artículo 55 del Código del Trabajo permite el pago de las comisiones con desfase de un mes, esto implica por ejemplo que las comisiones que se devengan o generan en el mes de abril se pagarán en el mes de mayo. El mencionado artículo 55 dispone:

Artículo 55:

Las remuneraciones se pagarán con la periodicidad estipulada en el contrato, pero los períodos que se convengan no podrán exceder de un mes. En caso que la remuneración del trabajador se componga total o parcialmente de comisiones e independientemente de las condiciones de pago que la empresa pacte con el cliente, aquéllas se entenderán devengadas y deberán ser liquidadas y pagadas conjuntamente con las demás remuneraciones ordinarias del período en que se efectuaron las operaciones u ocurrieron los hechos que les dieron origen, salvo que, por razones técnicas ello no sea posible, caso en el cual deberán ser liquidadas y pagadas conjuntamente con las remuneraciones del mes siguiente. La cláusula que difiera el pago de comisiones al trabajador, infringiendo los límites establecidos en este artículo, se tendrá por no escrita.

Si nada se dijere en el contrato, deberán darse anticipos quincenales en los trabajos por pieza, obra o medida y en los de temporada.

De la norma precedentemente citada tendremos que el período de pago de las remuneraciones es el que acuerden las partes, el que no puede exceder de un mes. La ley ha entrega a la voluntad de las partes contratantes, esto es el empleador y el trabajador, la facultad de fijar la periodicidad con que se pagarán las remuneraciones, estableciéndose una importante limitación, cual es que los períodos de pago no pueden exceder de un mes.

La norma que nos ocupa regula la forma de pago de las remuneraciones, existiendo una regla general y un caso particular, siendo estos:

1. Periodo de pago de las remuneraciones en general

El inciso primero del articulo 55 antes citado, establece que Las remuneraciones se pagarán con la periodicidad estipulada en el contrato, pero los períodos que se convengan no podrán exceder de un mes, materia que como ya se dijera deberá ser regulada en el respectivo contrato de trabajo, debiendo en dicho instrumento establecerse en forma clara una fecha de pago de las remuneraciones, resultando improcedente fijar por ejemplo que las remuneraciones se pagaran el último día hábil de cada mes, o dentro de los 5 primeros días del mes siguiente, o como algunas empresas pactan el primer viernes del mes siguiente, toda vez que este tipo de cláusula al implementarse los pagos genera que en algunos meses se pague con una periodicidad superior a la permitida por el legislador.

2. Periodo de pago de las remuneraciones compuestas total o parcialmente de comisiones

Como ya viéramos en el antes citado artículo 55 del Código del Trabajo, se regula la situación especial de las comisiones, en cuanto a que independientemente de las formas o condiciones de pago que la empresa pacte con sus clientes, estas se entenderán devengadas, es decir incorporadas al patrimonio del trabajador, al momento que se efectuaron las operaciones u ocurrieron los hechos que le dieron origen, debiendo ser pagadas por el empleador conjuntamente con las demás remuneraciones del periodo, no procediendo que estas comisiones sean pagadas en el mes siguiente o en meses posteriores, como sería por ejemplo condicionar el pago de las comisiones por ventas al pago por parte del cliente de los productos o servicios.

Se establece una excepción a lo anterior en el sentido de que cuando por razones de carácter técnico no fuese posible pagarlas en el periodo respectivo, estas podrán ser pagadas el mes siguiente.

Toda cláusula contractual que infrinja lo dispuesto en el inciso primero del artículo 55 se entenderá por no escrita, lo que implica que no tendrá ninguna eficacia, debiendo pagarse las remuneraciones según lo regulado en la normativa legal.

Como se puede apreciar, el pago desfasado se debe pactar en el respectivo contrato de trabajo y debe estar fundado en razones de carácter técnico que impidan hacer el pago en el mes del devengamiento.

Esta forma tan especial de pago, que puede darse respecto de comisiones, genera efectos en materia laboral que pasaremos a revisar a continuación:

LICENCIAS MÉDICAS DEL PERSONAL

En el caso de las remuneraciones variables que se devengan un mes determinado pero que de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 55 del Código del Trabajo, son pagadas en el mes siguiente, una situación bastante especial que debemos tener en consideración para pagar correctamente las remuneraciones del trabajador, es el efecto de las licencias médicas, toda vez que si en el mes de pago de las comisiones el trabajador esta con licencia médica el mes completo o una parte de él, la Dirección del Trabajo ha sostenido que si bien la licencia médica surte el efecto de suspender el contrato de trabajo, el trabajador goza del derecho a percibir la las comisiones ya devengadas antes del inicio de la licencia médica, toda vez que lo único que estaba pendiente es el pago de la misma, en lo particular la Dirección del Trabajo ha señalado:

Ordinario N° 1.631, de 18.03.2016:

Al respecto cumplo con informar a Ud., que el artículo 54 bis del Código del Trabajo, en su inciso primero, dispone:

“Las remuneraciones devengadas se incorporan al patrimonio del trabajador, teniéndose por no escrita cualquier cláusula que implique su devolución, reintegro o compensación por parte del trabajador al empleador, ante la ocurrencia de hechos posteriores a la oportunidad en que la remuneración se devengó, salvo que dichos hechos posteriores se originen en el incumplimiento por parte del trabajador de las obligaciones contenidas en su contrato de trabajo”.

A su vez, el artículo 55 del mismo cuerpo normativo, en su inciso primero, establece:

“Las remuneraciones se pagarán con la periodicidad estipulada en el contrato, pero los períodos que se convengan no podrán exceder de un mes. En caso que la remuneración del trabajador se componga total o parcialmente de comisiones e independientemente de las condiciones de pago que la empresa pacte con el cliente, aquéllas se entenderán devengadas y deberán ser liquidadas y pagadas conjuntamente con las demás remuneraciones ordinarias del período en que se efectuaron las operaciones u ocurrieron los hechos que les dieron origen, salvo que, por razones técnicas ello no sea posible, caso en el cual deberán ser liquidadas y pagadas conjuntamente con las remuneraciones del mes siguiente. La cláusula que difiera el pago de comisiones al trabajador, infringiendo los límites establecidos en este artículo, se tendrá por no escrita”.

Del análisis conjunto de las disposiciones legales precedentemente transcritas se infiere que las remuneraciones una vez devengadas se incorporan al patrimonio del trabajador. Al respecto, la doctrina de esta Dirección, contenida, entre otros, en dictamen N° 5479/261 de 19.12.2003, tras analizar el concepto de contrato de trabajo previsto en el artículo 7° del Código del Trabajo, y su naturaleza jurídica de contrato bilateral, ha establecido que la remuneración se incorpora al patrimonio del trabajador en el momento en que se efectúa la prestación, como una obligación pura y simple, sin que le afecte limitación alguna.

Bajo dicho razonamiento, este Servicio mediante dictamen N° 4814/044 de 31.10.2012, concluyó que la comisión y cualquier otra remuneración similar, debe entenderse devengada e incorporada al patrimonio del trabajador en términos generales, en el momento en que se perfecciona el contrato de venta efectuado por su intermediación, sea en un acto único o complejo, sin que pueda afectar su existencia un hecho posterior a su perfeccionamiento, a menos que este hecho posterior se origine en el incumplimiento por parte del trabajador de las obligaciones contenidas en su contrato de trabajo.

Asimismo, de las antes transcritas disposiciones legales se colige que por regla general, las remuneraciones se pagaran con la periodicidad estipulada en el contrato de trabajo, siempre que no exceda el período de un mes. Ahora bien, tratándose de remuneraciones compuestas total, o parcialmente de comisiones, éstas se entenderán devengadas y deberán ser liquidadas y pagadas conjuntamente con las demás remuneraciones ordinarias del período en que se efectuaron las respectivas operaciones u ocurrieron los hechos que le dieron origen.

No obstante lo anterior, cuando por razones técnicas, no sea posible entender devengadas, liquidadas y pagadas las comisiones conjuntamente con las demás remuneraciones ordinarias del período en que se efectuaron las operaciones, u ocurrieron los hechos que les dieron origen, deberán ser liquidadas y pagadas con las remuneraciones ordinarias del mes siguiente, es decir, bajo dicha condición resultaría jurídicamente procedente ampliar la oportunidad de pago prevista en la ley –un mes-.

En este sentido, cabe precisar que a la luz del referido dictamen N° 4814/044, se entiende por razones técnicas, aquellas que emanen de los procedimientos o de los distintos procesos que llevan a la determinación, cálculo y procedencia de las comisiones existentes en la empresa, que dificultarían que ellas pudieren ser pagadas dentro del mes en que se originaron, debiendo serlo en todo caso, de corresponder, al mes siguiente.

Conforme a lo antes razonado, posible es afirmar que cuando por razones técnicas, no resulte procedente devengar, liquidar y pagar las comisiones conjuntamente con las demás remuneraciones ordinarias del período en que se originaron, éstas necesariamente deberán liquidarse al mes siguiente.

Ahora bien, según se deduce de los antecedentes aportados, los trabajadores por quienes se consulta se encontrarían afectos a una remuneración de carácter mixto, conformada por un sueldo base mensual y comisiones, estas últimas liquidadas y pagadas al mes siguiente de la operación que las habría originado. En este sentido, el empleador, a fin de garantizar el pago por concepto de comisiones durante el primer mes de trabajo, habría pactado con sus trabajadores, únicamente en dicho caso, el pago de un “monto asegurado”.

De esta forma, tratándose de trabajadores que han hecho uso de una licencia médica prolongada -3 meses-, las comisiones originadas en operaciones efectuadas durante el mes posterior al término de la licencia médica, al ser liquidadas y pagadas conjuntamente con las remuneraciones del mes siguiente, en opinión de quien suscribe, no generan en el empleador la obligación de pagar en la remuneración correspondiente al primer mes de terminada la licencia un monto asegurado por concepto de comisiones, salvo pacto en contrario.

Ordinario Nº 2589, de 06.06.2018:

Analizada la situación verificada en la especie a la luz de la doctrina institucional precedentemente anotada, preciso es convenir que la trabajadora a que se refiere la presente consulta tuvo derecho a percibir durante el período de licencia médica, además del subsidio que le garantiza la ley, las comisiones por las ventas efectuadas por ella con anterioridad al período de reposo y que se devengaron durante su transcurso, habiéndose constatado, según da cuenta el mencionado informe inspectivo, que no existen deudas por tal concepto ya que su representada pagó tales comisiones en el mencionado período.

En cuanto a la procedencia de exigir el pago de aquellas generadas por los trabajadores que reemplazaron a la afectada durante el período de que se trata, cúmpleme informar a Ud. que la doctrina institucional, sustentada, entre otros, en dictamen N° 4225/173, de 24.07.1996, vigente a la fecha, ha sostenido: “Al vendedor comisionista no le asiste derecho al pago de comisión por las ventas que ha efectuado directamente el empleador a los clientes de su cartera, durante el período en que ha estado en goce de licencia médica, a menos que así se hubiere convenido en no existe un pacto en tal sentido, según se puede apreciar de los términos de la estipulación contractual antes transcrita y comentada.

REMUNERACIÓN ÍNTEGRA PERIODOS DE VACACIONES

En el caso de trabajadores que tienen remuneración mixta, esto es que perciben sueldo mensual y además remuneraciones variables como por ejemplo comisiones, y que estas últimas son pagadas con desfase, se debe ser muy cuidadoso en la determinación de la remuneración integra durante el feriado, toda vez que durante el mes en que haga uso de su feriado, el trabajador tendrá derecho por los días de feriado (vacaciones) a la remuneración integra que regula el artículo 71 del Código del Trabajo, pero en ese mes además se le deberán pagar las comisiones ya devengadas en el mes anterior que estaban pendientes de pago dada la especial forma en la cual esta remuneración variable se le paga.

Existen muchos empleadores en el mes en el cual el trabajador hace uso del feriado solo pagan las comisiones del mes anterior conforme lo que versa el contrato, dejando pendiente para el próximo mes la remuneración integra calculada conforme el promedio de los 3 últimos meses que establece el artículo 71 del Código del Trabajo, lo que esta errado, toda vez que en el caso planteado el empleador debe pagar las comisiones ya devengadas conforme lo que establece el contrato y por aplicación de lo dispuesto en el ya mencionado artículo 71 pagar la remuneración integra que corresponda según los días de feriado del trabajador. Tal como se hace en caso de licencias médicas antes revisado.

Sobre el particular la Dirección del Trabajo ha señalado:

Ordinario Nº 4624, de 09.09.2015:

Del precepto legal precedentemente transcrito, aparece que para los efectos de determinar la remuneración íntegra que corresponde pagar a los trabajadores durante el lapso en que hacen uso de su feriado legal, se debe atender al sistema remuneracional a que estén afectos:

a) Trabajadores sujetos a remuneración fija, en cuyo caso la remuneración íntegra durante el feriado estará constituida por el sueldo.

b) Trabajadores afectos a un sistema de remuneraciones exclusivamente variables, los cuales en el período correspondiente a este beneficio deberán percibir el promedio de lo ganado en los últimos tres meses laborados.

Cabe hacer presente además, que actualmente se encuentran en esta situación sólo trabajadores excluidos de la limitación de jornada y

c) Trabajadores sujetos a un sistema de remuneración mixta, esto es, que además del sueldo perciben contraprestaciones variables, cuya remuneración íntegra durante el feriado estará constituida por el sueldo, al cual corresponderá adicionar el promedio de las remuneraciones variables percibidas en los últimos tres meses laborados.

Cabe destacar además, que la reiterada y uniforme doctrina de este Servicio, ha sostenido que el legislador tuvo en vista establecer el principio de la remuneración íntegra consagrado en el precepto legal anotado precedentemente, con la finalidad de impedir que el trabajador sufriera una disminución de sus ingresos normales por el hecho de hacer uso del beneficio de feriado legal y asegurarle, desde otra perspectiva, durante el mismo período, la remuneración que habitualmente le correspondería en caso de encontrarse prestando servicios. Así lo ha precisado la jurisprudencia aludida, entre otros en Dictamen N° 5409/251 de 16.12.2003.

Para lograr el objetivo indicado, el legislador dispuso expresamente que la remuneración mensual, en el caso de los trabajadores con sueldo y remuneración variable, como sucede en la especie, debía estar constituida por la suma de aquel y el promedio de los restantes beneficios variables. Conforme a lo anterior, forzoso resulta sostener que las comisiones, bonos, premios y otras remuneraciones variables que pueda percibir el trabajador durante su feriado, además del sueldo, son legalmente reemplazadas por el promedio en referencia, de suerte tal que no resulta procedente adicionar las citadas remuneraciones variables a dicho promedio.

Sostener lo contrario, vale decir, que el trabajador tenga derecho a percibir conjuntamente con la suma del sueldo y el promedio de sus últimos tres meses trabajados, las remuneraciones variables que devenga habitualmente, significaría conceder a éste un doble pago que desvirtuaría el objetivo del legislador antes mencionado, generándose un enriquecimiento sin causa en favor del dependiente. (Dictamen N° 3419/95 de 07.05.91).

Cabe tener presente que la conclusión anterior es plenamente aplicable y ajustada a derecho en todos aquellos casos en que las comisiones, premios o bonos devengados por el trabajador son pagados en el mes que corresponde, sin que exista un desfase.

Sin embargo, de los antecedentes aportados, se obtiene que las comisiones son canceladas con un mes de desfase, por lo que el feriado del personal en consulta deberá ser remunerado por la suma del sueldo y el promedio de lo ganado por concepto de remuneraciones variables, en los últimos tres meses trabajados, sin perjuicio del pago de todos los bonos, comisiones y premios diferidos que no se han considerado para el cálculo del aludido promedio, atendido que, en caso contrario, el empleador no estaría cumpliendo con su obligación de pagar las remuneraciones ya devengadas con anterioridad, en las condiciones acordadas por las partes. (Dictamen N° 5424/250 de 25.08.95)

A igual conclusión a la señalada precedentemente se arriba aplicando lo dispuesto en el inciso final del artículo 71 del Código del Trabajo que indica:

“Sin perjuicio de lo dispuesto en los incisos anteriores, durante el feriado deberá pagarse también toda otra remuneración o beneficio cuya cancelación corresponde efectuar durante el mismo y que no haya sido considerado para el cálculo de la remuneración íntegra.”

De lo que se infiere que, aparte de la “remuneración íntegra” correspondiente al feriado, el empleador debe también pagar al dependiente que se encuentra haciendo uso de vacaciones cualquier otra remuneración o beneficio que éste haya devengado y cuya fecha de pago coincida con tal período, como podría suceder con un aguinaldo de Fiestas Patrias o de Navidad o una asignación de escolaridad por ejemplo.

Cabe hacer presente que este Servicio, interpretando la disposición que nos ocupa, ha señalado en Ordinario N° 1248/66 de 04.03.94, que la expresión “toda otra remuneración o beneficio”, comprende cualquier remuneración o beneficio que el trabajador haya devengado aparte de la remuneración íntegra a que se refiere el inciso 1° del artículo 67 y los incisos 1° y 2° del mismo artículo 71, cuya fecha de pago coincida con el período en que el respectivo dependiente haga uso del feriado.

Ahora bien, en lo concerniente a si se deben incluir los llamados bonos esporádicos, en el cálculo promedio, este Servicio se abstiene de emitir pronunciamiento en atención a que en su presentación del Ant. 2), no ha hecho referencia alguna a que beneficios se trata y como están establecidos. En consecuencia, en conformidad con las disposiciones legales citadas doctrina y consideraciones expuestas, cúmpleme informar a Ud. que el feriado del personal en consulta deberá ser remunerado por la suma del sueldo y el promedio de lo ganado por concepto de remuneraciones variables, en los últimos tres meses trabajados, sin perjuicio del pago de todos los bonos, comisiones y premios diferidos que no se han considerado para el cálculo del aludido promedio.

Ordinario Nº 4835, de 21.09.2015:

Del precepto legal precedentemente transcrito, aparece que para los efectos de determinar la remuneración íntegra que corresponde pagar a los trabajadores durante el lapso en que hacen uso de su feriado legal, se debe atender al sistema remuneracional a que estén afectos:

a) Trabajadores sujetos a remuneración fija, en cuyo caso la remuneración íntegra durante el feriado estará constituida por el sueldo.

b) Trabajadores afectos a un sistema de remuneraciones exclusivamente variables, los cuales en el período correspondiente a este beneficio deberán percibir el promedio de lo ganado en los últimos tres meses laborados.

Cabe hacer presente además, que actualmente se encuentran en esta situación sólo trabajadores excluidos de la limitación de jornada y

c) Trabajadores sujetos a un sistema de remuneración mixta, esto es, que además del sueldo perciben contraprestaciones variables, cuya remuneración íntegra durante el feriado estará constituida por el sueldo, al cual corresponderá adicionar el promedio de las remuneraciones variables percibidas en los últimos tres meses laborados.

Cabe destacar además, que la reiterada y uniforme doctrina de este Servicio, ha sostenido que el legislador tuvo en vista establecer el principio de la remuneración íntegra consagrado en el precepto legal anotado precedentemente, con la finalidad de impedir que el trabajador sufriera una disminución de sus ingresos normales por el hecho de hacer uso del beneficio de feriado legal y asegurarle, desde otra perspectiva, durante el mismo período, la remuneración que habitualmente le correspondería en caso de encontrarse prestando servicios. Así lo ha precisado la jurisprudencia aludida, entre otros en Dictamen N° 5409/251 de 16.12.2003.

De los antecedentes aportados, se obtiene que las comisiones de los trabajadores por los cuales se consulta, son canceladas con desfase, es decir, la comisión se devenga una vez que se ha concretado la venta situación que puede ocurrir durante las vacaciones del respectivo trabajador e- commerce, a pesar de que la oferta de venta se ha producido en un momento anterior, en estas circunstancias, se debe aplicar el criterio señalado en el dictamen N° 5424/250 de 25.08.95, por el cual, deben ser considerados además del promedio de lo ganado por concepto de remuneraciones variables, en los últimos tres meses trabajados, todos los bonos, comisiones y premios diferidos que no se han considerado para el cálculo del aludido promedio, atendido que, en caso contrario, el empleador no estaría cumpliendo con su obligación de pagar las remuneraciones ya devengadas con anterioridad, en las condiciones acordadas por las partes.

A igual conclusión a la señalada precedentemente se arriba aplicando lo dispuesto en el inciso final del artículo 71 del Código del Trabajo que indica:

“Sin perjuicio de lo dispuesto en los incisos anteriores, durante el feriado deberá pagarse también toda otra remuneración o beneficio cuya cancelación corresponde efectuar durante el mismo y que no haya sido considerado para el cálculo de la remuneración íntegra.”

De lo que se infiere que, aparte de la “remuneración íntegra” correspondiente al feriado, el empleador debe también pagar al dependiente que se encuentra haciendo uso de vacaciones cualquier otra remuneración o beneficio que éste haya devengado y cuya fecha de pago coincida con tal período.

Cabe hacer presente que este Servicio, interpretando la disposición que nos ocupa, ha señalado en Ordinario N° 1248/66 de 04.03.94, que la expresión “toda otra remuneración o beneficio”, comprende cualquier remuneración o beneficio que el trabajador haya devengado aparte de la remuneración íntegra a que se refiere el inciso 1° del artículo 67 y los incisos 1° y 2° del mismo artículo 71, cuya fecha de pago coincida con el período en que el respectivo dependiente haga uso del feriado.

En consecuencia, en conformidad con las disposiciones legales citadas, doctrina y consideraciones expuestas, cúmpleme informar a Ud. que, el feriado del personal en consulta deberá ser remunerado por el promedio de lo ganado por concepto de remuneraciones variables, en los últimos tres meses trabajados, sin perjuicio del pago de todos los bonos, comisiones y premios diferidos que no se han considerado para el cálculo del aludido promedio.

Ordinario Nº 5319, de 07.11.2017:

El Servicio también se ha pronunciado acerca del sistema de pago de comisiones desfasadas, entre otros, en el Ordinario Nº 4914 de 09.11.2012, el cual señala: “En la especie, atendido que existiría en la empresa un sistema de pago de comisiones desfasadas en un mes, por cuanto se pagarían al mes siguiente al de su liquidación o cálculo, podría llevar a que en el promedio de lo percibido en los tres últimos meses anteriores al feriado no se considerara lo obtenido en el mes inmediatamente anterior al mismo, materia que ha sido abordada por la doctrina uniforme y reiterada de esta Dirección, manifestada, entre otros, en dictámenes Nº 4751/209, de 22.08.1996 y 5763/185, de 27.08.1991, la que ha precisado que en el evento de efectuarse el pago de comisiones en forma desfasada, de igual modo deberá estarse a la remuneración íntegra establecida en relación al promedio de lo obtenido en los tres meses anteriores al feriado, sin perjuicio del pago por parte del empleador de aquellas comisiones diferidas que no se incluyeron en el promedio, dado que en caso contrario, no se estaría dando cumplimiento a la obligación de solucionar íntegramente las remuneraciones devengadas con anterioridad, en las condiciones pactadas con el trabajador, durante el feriado anual”.

‘A similar conclusión a la anotada precedentemente se arriba por la sola aplicación de lo dispuesto en el inciso 5º del mismo artículo 71 del Código del Trabajo, que prescribe: “Sin perjuicio de lo dispuesto en los incisos anteriores, durante el feriado deberá pagarse también toda otra remuneración o beneficio cuya solución corresponda efectuar durante el mismo y que no haya sido considerado para el cálculo de la remuneración íntegra”.

‘Acorde a la disposición legal anterior, el empleador debe pagar al trabajador aparte de la remuneración integra correspondiente al feriado según el promedio ya analizado, cualquiera otra remuneración o beneficio que haya devengado con anterioridad en las condiciones pactadas en el contrato, no consideradas en dicho promedio, mientras se encuentra haciendo uso de sus vacaciones legales, como ocurriría en la especie”.

Respecto de las licencias médicas, cabe tener presente que el artículo 1° del Decreto Supremo N°3 de 1984 que aprueba el Reglamento de Autorización de Licencias Médicas por las COMPIN e instituciones previsionales, entiende por “licencia médica” “como el derecho que tiene el trabajador de ausentarse o reducir su jornada de trabajo, durante un determinado lapso de tiempo, en cumplimiento de una indicación profesional certificada por un médico-cirujano, cirujano-dentista o matrona, reconocida por su empleador en su caso y autorizada por un Servicio de Salud, o Institución de Salud Previsional según corresponda, durante cuya vigencia podrá gozar de subsidio especial con cargo a la entidad de previsión, institución o fondo especial respectivo, o de la remuneración regular de su trabajo o de ambas en la proporción que corresponda.”

Para el trabajador que está haciendo uso de una licencia médica, la relación laboral se encuentra suspendida, razón por la cual no le es exigible a ninguna de las partes el cumplimiento de las obligaciones recíprocas pactadas en el contrato individual, salvo las expresamente contempladas en la ley. Este Servicio, así lo ha determinado en el Ordinario N° 5949 de 14.12.2016 en los siguientes términos: “De esta manera, el otorgamiento de una licencia médica suspende los efectos jurídicos de la relación laboral, relativos a la obligación por parte del trabajador, de prestar servicios, como asimismo a la obligación que pesa sobre empleador de pagar por dichos servicios una remuneración, reemplazándose esta última por el pago de un subsidio de cargo de la entidad previsional correspondiente, salvo en el caso de aquellos beneficios ocasionales que se devenguen durante dicho período subsistiendo la obligación de pago por parte del empleador. En efecto, la licencia médica constituye una prestación propia de la seguridad social, que supone la existencia de una enfermedad y permite al trabajador ausentarse de sus funciones para así restablecer su salud con reposo y tratamiento.” Por tanto, hay una suspensión de la relación laboral, no existiendo obligación del trabajador de prestar servicios, debiendo el empleador tomar todas las providencias para que este pueda proceder restablecer su salud, conforme a las indicaciones del personal médico.

En tal caso, quién debe pagar los días en que el trabajador se encuentra con reposo médico, es la Isapre o el Servicio de Salud, a través del Compin, si pertenece a Fonasa. Sólo si la licencia médica es superior a 11 días de reposo, el trabajador recibirá el pago de todos los días, si es por un período inferior, no se le pagarán los tres primeros días reposo, salvo que el empleador tenga un convenio. La licencia médica se paga conforme al sueldo imponible del trabajador y tiene por tope para el año 2017, la cantidad de 75.7 Unidades de Fomento.

Este Servicio ya se ha pronunciado en torno a la forma como deben pagarse las comisiones desfasadas, respecto de un trabajador que se encuentra con reposo médico, por medio del Dictamen Ordinario N° 4751/209 de 22.08.1996 el que señala lo siguiente: “Conforme con lo anterior, posible es afirmar que durante el período en que el Agente Vendedor de Seguros de Vida esta acogido a licencia médica tiene derecho a su subsidio y a la o las cuotas que por concepto de comisiones desfasadas correspondan al mes en que hace uso de licencia médica, toda vez que de no ser así, al igual que en el caso del feriado, el empleador no cumpliría con su obligación de pagar las remuneraciones ya devengadas con anterioridad, en la forma convenida con el trabajador.” Conforme a lo indicado previamente, corresponde al empleador el pago de las comisiones desfasadas a que tiene derecho el trabajador con licencia médica y que no fueron consideradas al momento de efectuar el cálculo del subsidio.

Por su parte, el artículo 67 del Código del Trabajo establece, “Los trabajadores con más de un año de servicio tendrán derecho a un feriado anual de quince días hábiles, con remuneración íntegra que se otorgará de acuerdo con las formalidades que establezca el reglamento.”

Esta norma lo que consagra es el derecho de los trabajadores que cumplen los requisitos, a descansar con el fin de recuperar energías, disponer de tiempo libre para recreación y gozar con la familia, el cual que el carácter de irrenunciable no pudiendo ser compensado en dinero por el empleador.

Producto de lo anterior, los trabajadores que se encuentran haciendo uso de su feriado legal, no deben prestar servicios, facultando al empleador a ejercer sus potestades de mando, advirtiendo al subordinado su obligación dar cumplimiento a este derecho irrenunciable, lo que supone, como ya se ha indicado, un descanso efectivo.

En consecuencia, cumplo con informar a usted lo siguiente:

1.-El trabajador acogido a licencia médica tiene derecho al pago de su subsidio y a las cuotas que por concepto de comisiones desfasadas correspondan al período en que hace uso de licencia médica. 2.- En el evento de efectuarse el pago de comisiones en forma desfasada, la base de cálculo para efectos del pago de la remuneración íntegra durante el feriado, está determinado por el promedio de lo obtenido en los tres meses anteriores al mismo, sin perjuicio del pago por parte del empleador de aquellas comisiones diferidas que no se incluyeron en el promedio.

Ordinario Nº 4608, de 04.10.2017:

1.- En lo que respecta a la primera situación planteada, es preciso señalar, en forma previa, que la doctrina emanada de la Superintendencia de Seguridad Social ha precisado: “El subsidio por incapacidad laboral es un beneficio en dinero que tiene por finalidad cubrir la contingencia o estado de necesidad que se le genera a un trabajador por la suspensión transitoria de la capacidad de trabajo, originada por enfermedad o accidente común, enfermedad profesional o accidente del trabajo, o uso de derechos de protección a la maternidad, que reemplaza a la remuneración o renta del trabajador, siempre que se cumplan ciertos requisitos mínimos de afiliación y cotización”.

Cabe agregar que de acuerdo a lo prevenido en el inciso 1° del artículo 8° del D.F.L. N° 44, de 1978 del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, que Fija Normas Comunes para los Subsidios por Incapacidad Laboral de los Trabajadores Dependientes del Sector Privado, la base de cálculo para determinar el monto del subsidio comprende la remuneración neta que se haya devengado en los tres meses calendarios más próximos al mes en que se inicia la licencia.

Acorde a lo anterior, preciso es convenir que no obstante que el subsidio por incapacidad laboral tiene por objeto reemplazar durante el período de goce de licencia médica la remuneración que percibe el trabajador como contraprestación de las labores que desempeña, el sistema de pago de las comisiones de venta que percibe el personal de vendedores de la empresa que, según se ha señalado en acápites que anteceden, implica en ciertos casos el pago desfasado de aquellas devengadas con anterioridad o en el período que abarca dicha licencia, la percepción únicamente de subsidio en dicho lapso importaría privarles del derecho a percibir las aludidas remuneraciones, lo que no sería jurídicamente procedente, más aún si se considera que en tal caso el empleador no estaría cumpliendo con su obligación de pagar las remuneraciones ya devengadas con anterioridad, en las condiciones acordadas por las partes.

Cabe señalar que en un sentido similar se ha pronunciado la jurisprudencia administrativa de este Servicio, pudiendo citarse al efecto el Ord. N° 4751/209, de 22.08.1996, que se adjunta. Al tenor de lo expuesto, en la especie, forzoso es concluir que durante el período en que los vendedores de esa empresa hagan uso de licencia médica tienen derecho a percibir, además del subsidio por enfermedad que les garantiza la ley, los montos que por concepto de comisiones desfasadas o indirectas corresponda pagar en el mes en que hacen uso de dicha prerrogativa.

2.- En lo que respecta a la segunda situación planteada, esto es, la procedencia de pagar comisiones desfasadas o indirectas en caso de feriado legal, cúmpleme señalar a Ud. que el artículo 71 del Código del Trabajo, que consagra el derecho del trabajador de percibir “remuneración integra” dispone:

“Durante el feriado, la remuneración íntegra estará constituida por el sueldo en el caso de trabajadores sujetos al sistema de remuneración fija.

“En el caso de trabajadores con remuneraciones variables, la remuneración íntegra será el promedio de lo ganado en los últimos tres meses trabajados.

“Se entenderá por remuneraciones variables los tratos, comisiones, primas y otras que con arreglo al contrato de trabajo impliquen la posibilidad de que el resultado mensual total no sea constante entre uno y otro mes.

“Si el trabajador estuviere remunerado con sueldo y estipendios variables, la remuneración íntegra estará constituida por la suma de aquel y el promedio de las restantes.

“Sin perjuicio de lo dispuesto en los incisos anteriores, durante el feriado deberá pagarse también toda otra remuneración o beneficio cuya cancelación corresponda efectuar durante el mismo y que no haya sido considerado para el cálculo de la remuneración íntegra”.

Del precepto legal precedentemente transcrito fluye que la finalidad que tuvo en vista el legislador al establecer el principio de la remuneración íntegra, fue la de impedir que el dependiente sufriera una disminución de sus ingresos normales por el hecho de hacer uso del beneficio de feriado legal y asegurarle, durante el mismo período, la remuneración que habitualmente le correspondería en caso de encontrarse prestando servicios.

Corrobora dicha afirmación la disposición prevista en el artículo 72 del Código del Trabajo que establece que si durante el feriado se produce un reajuste legal, convencional o voluntario de remuneraciones, este se aplicará a la remuneración íntegra que corresponde pagar por tal concepto, desde la fecha de vigencia de tal reajuste.

Ahora bien, la jurisprudencia administrativa de este Servicio, particularmente la contenida en dictamen N° 4751/209, antes citado, ha señalado que para lograr precisamente este objetivo es que el legislador dispuso en forma expresa que tratándose de trabajadores afectos a remuneraciones variables la remuneración íntegra, debía estar constituida por el promedio de lo ganado en los últimos tres meses trabajados. Sobre dicha base concluye: “las comisiones y otras remuneraciones variables que pueda percibir el trabajador durante su feriado, son legalmente reemplazadas por el promedio en referencia, de suerte tal que no resulta procedente adicionar las citadas remuneraciones variables a dicho promedio.”

De acuerdo a la misma jurisprudencia: “sostener lo contrario, vale decir, que el trabajador tenga derecho a percibir conjuntamente con el promedio de sus últimos tres meses trabajados las remuneraciones variables que devenga habitualmente, significaría conceder a éste un doble pago que desvirtuaría el objetivo perseguido por el legislador…”

Corresponde aclarar, no obstante, que tal como se manifiesta en el dictamen precitado, la conclusión anotada es plenamente aplicable y ajustada a derecho en todos aquellos casos en que las comisiones, premios o bonos devengados por el trabajador son pagados en el mes que corresponde, sin que exista un desfase, situación que de acuerdo a los antecedentes aportados no ocurre en la especie.

En efecto de los antecedentes tenidos a la vista aparece que los dependientes por quienes se consulta están afectos a un sistema remuneratorio mixto conformado por sueldo y estipendios variables, compuestos principalmente por comisiones por ventas directas e indirectas que se pagan al mes siguiente de la facturación, cuyos porcentajes se consignan en el anexo A de los respectivos contratos individuales de trabajo. Tales circunstancias determinan que las sumas devengadas por tal concepto se paguen con desfase o en forma diferida, esto es, en un mes posterior a aquel en que se realizó la venta.

Teniendo presente lo expuesto y sin pronunciarse sobre la legalidad del aludido sistema remuneratorio, preciso es sostener que el feriado legal de los vendedores de que se trata deberá remunerarse en la forma prevista en el inciso 4° del artículo 71 en comento, vale decir, adicionado al sueldo convenido el promedio de las remuneraciones variables pagadas en los últimos tres meses calendario. Ello sin perjuicio del pago de aquellas comisiones diferidas que no han sido consideradas para el cálculo del referido promedio.

A la misma conclusión se llega por aplicación de lo dispuesto en el inciso final del artículo 71 del Código del Trabajo, antes transcrito, disposición que previene que durante el feriado el trabajador debe percibir además de la “remuneración íntegra” que al efecto establece la ley, cualquier otra remuneración o beneficio que éste haya devengado y cuya fecha de pago coincide con tal período.

En consecuencia, sobre la base de las disposiciones legales citadas y consideraciones formuladas cumplo con informar lo siguiente:

1) Durante el período en que el personal de vendedores de la empresa Servicios y Productos Educativos Crisol Ltda. hace uso de licencia médica por enfermedad tienen derecho a percibir, además del subsidio que les garantiza la ley, los montos que por concepto de comisiones desfasadas o indirectas corresponda pagara en el mes en que hacen uso de dicha prerrogativa.

2.- La remuneración íntegra que corresponde percibir al mismo personal durante el período de feriado legal, está constituida por el sueldo más el promedio de las remuneraciones variables devengadas en los tres últimos meses anteriores a aquél en que hacen uso del beneficio. Ello sin perjuicio del pago de aquellas comisiones diferidas que no han sido consideradas para el cálculo del referido promedio.

LA SEMANA CORRIDA

No existe en la legislación laboral o jurisprudencia administrativa alguna indicación expresa respecto de la forma en la cual se debe calcular la semana corrida de este tipo de remuneraciones variables, sin embargo, debemos tener en consideración lo siguiente:

El Artículo 45 del Código del Trabajo en su inciso primero señala:

Artículo 45:

El trabajador remunerado exclusivamente por día tendrá derecho a la remuneración en dinero por los días domingo y festivos, la que equivaldrá al promedio de lo devengado en el respectivo período de pago, el que se determinará dividiendo la suma total de las remuneraciones diarias devengadas por el número de días en que legalmente debió laborar en la semana. Igual derecho tendrá el trabajador remunerado por sueldo mensual y remuneraciones variables, tales como comisiones o tratos, pero, en este caso, el promedio se calculará sólo en relación a la parte variable de sus remuneraciones.

Por su parte la Dirección del Trabajo, respecto del procedimiento de cálculo de la semana corrida ha señalado:

Ordinario Nº 1117/059, de 25.02.1994:

1) El examen del tenor literal de la norma transcrita permite sostener que el legislador al establecer el procedimiento de cálculo de la remuneración de los días domingo, festivos o de descanso compensatorio que corresponde a los trabajadores remunerados por día, vinculó directamente la expresión “período de pago” al término “semana” que seguidamente emplea, puesto que expresamente prescribe que el promedio a que alude se determinará dividiendo lo que el dependiente devengó en la semana por el número de días que en ella debió legalmente laborar.

Lo anterior se corrobora si se considera que la semana corrida, tal como su nombre lo indica, por su naturaleza misma, es un beneficio que se devenga semana a semana, independientemente una de la otra, y cuyo valor depende de lo que el trabajador haya devengado en la semana según su asistencia de trabajo. De ello se sigue, a su vez, que la expresión “período de pago” que se emplea en el precepto en estudio tiene un alcance específico y restringido al ámbito de la semana corrida y no debe ser confundida ni relacionada con los “períodos de pago” a que se refiere el artículo 55 del Código del Trabajo y que conciernen a la periodicidad con que deben liquidarse y pagarse las remuneraciones.

Ordinario N° 0110/001, de 08.01.2009:

Las circunstancias antes anotadas que, como se señalara, dificultan seriamente realizar un cálculo semanal del promedio aludido, como también, la necesidad de garantizar a todos los trabajadores el pago íntegro y correcto del beneficio que nos ocupa, han llevado a esta Dirección a considerar admisible un parámetro distinto del semanal para los efectos de realizar dicho cálculo.

En ese orden de ideas, este Servicio procedió a efectuar diversos estudios y a realizar distintos cálculos de remuneraciones variables pactadas, a través de los cuales se logró establecer que el cálculo mensual del señalado promedio, dividido por el número de días en que el trabajador debió legalmente prestar servicios en el mismo período, arroja un resultado igual que el efectuado semanalmente, de suerte tal, que el valor que debe pagarse por los días domingo, festivos o descansos compensatorios, según corresponda, es el mismo, en ambos casos, no existiendo detrimento o perjuicio alguno para los trabajadores.

De esta suerte, en opinión de esta Dirección, no existe inconveniente para efectuar el cálculo del promedio a que alude el inciso 1º del artículo 45 del Código del Trabajo en forma mensual, en el evento de que éste no pudiere realizarse semanalmente por las circunstancias ya anotadas.

Ahora bien, en tal caso, el procedimiento de cálculo del promedio en análisis, sería el siguiente:

a) Deben sumarse todas las remuneraciones variables, de carácter diario devengadas por el trabajador en el mes correspondiente y,

b) El resultado de dicha suma debe dividirse por el número de días que el trabajador legalmente debió laborar en dicho periodo mensual.

A vía de ejemplo, si el trabajador estuviere afecto a una jornada distribuida en cinco días, de lunes a viernes, y en el respectivo periodo mensual no hubieren incidido festivos, y hubiere laborado todos los días que le correspondía de acuerdo a la jornada convenida, el promedio correspondiente deberá obtenerse sumando todas las remuneraciones variables diarias devengadas en el período mensual y dividir el resultado de dicha suma por 20 , 21, 22 o 23, según el caso, los cuales corresponden al número de días que laboró en el respectivo mes. El valor resultante será el que corresponda pagar por los días domingo comprendidos en dicho lapso

El mismo procedimiento resulta aplicable a un trabajador cuya jornada se distribuye en seis días, de lunes a sábado, que laboró en las mismas condiciones señaladas en el ejemplo anterior, con la salvedad que en este caso la división del resultado de la suma a que allí se alude deberá efectuarse por 24, 25, 26 o 27, según corresponda.

De acuerdo a los pronunciamientos citados, el cálculo de la semana corrida, guarda directa relación con los días laborados y los de descanso de los trabajadores en el periodo semanal o mensual, que sirve de base de cálculo de las remuneraciones, careciendo de importancia, para el caso de cálculo de la semana corrida la oportunidad de pago de la remuneración variable, es así por ejemplo que si en el mes de abril de 2019, se está pagando una comisión devengada en el mes de marzo de 2019, el cálculo de la semana corrida debe realizarse sobre la base de los días laborales y días de descanso de la persona en el mes en que se devengo la comisión, esto es marzo de 2019, careciendo de importancia para la determinación de la semana corrida que las remuneraciones sean pagadas en abril.

Para entender de manera práctica esta situación supongamos que un trabajador con una jornada semanal de 45 horas semanales distribuidas de lunes a sábado en el mes de marzo de 2019 genero comisiones por la suma de $345.000.-, las cuales serán pagadas conjuntamente con las remuneraciones del mes de abril, tendremos entonces respecto del cálculo de la semana corrida lo siguiente:

  • Debemos determinar el periodo en el cual se devengo la comisión, el cual es del 01 al 31 de marzo de 2019
  • Los días laborales de la persona serian 26 días
  • Los días de descanso serían los domingos y festivos, los que son 5
  • El valor diario de semana corrida seria (345.000 / 26) = 13.269,23
  • El monto a pagar por semana corrida sería (13.269,23 X 5) = $66.346

El valor de semana corrida no será el mismo si es que se considera en el cálculo con los días laborales y de descanso del mes de abril de 2019 que es en el mes que se paga la remuneración variable, toda vez que el cálculo de hacerlo de esa manera, además de estar errado, sería el siguiente:

Semana corrida = (345.000 / 24) X 6 = $86.250

Existiendo en este caso una notoria diferencia en el valor a pago de esta especial forma de remuneración.

Es importante tener en consideración la correcta forma de realizar el cálculo de la semana corrida respecto de las comisiones pagadas con desfase, toda vez que en el caso de que en el mes de pago de las comisiones el trabajador estuviese haciendo uso de su feriado o bien de licencias médicas los valores a pagar por semana corrida serian extremadamente dispares.

 

 

 

Por: Robinson Zepeda G.

Consultor Laboral Boletín del Trabajo