Share

En la presente contingencia analizaremos el tratamiento tributario que deba aplicar una empresa acogida al Régimen de Renta Atribuida (14 A), para la imputación de pérdidas tributarias contra la Renta Líquida Imponible (RLI), cuando existan dividendos percibidos desde otra empresa del mismo régimen, de acuerdo al N° 3° del artículo 31 de la LIR.

TIPOS DE PÉRDIDAS:

1) Pérdidas Materiales: sufridas por el negocio, comprendiendo dentro de éstas a las que provienen de delitos contra la propiedad. Tales pérdidas podrán ser deducidas como gasto, en cuanto se relacionen con el giro del negocio y cumplan los demás requisitos generales que correspondan conforme al inciso 1°, del artículo 31 de la LIR.

2) Pérdida tributaria del ejercicio (PT): Corresponde al resultado negativo que se obtiene en la aplicación del mecanismo de determinación de la RLI establecido en los artículos 29 al 33 de la LIR, incluyendo la deducción como gasto de las pérdidas tributarias de ejercicios anteriores.

3) Pérdidas tributarias de ejercicios anteriores: Corresponde a la PT determinada durante el año comercial inmediatamente anterior, denominada informalmente como pérdida de arrastre, la cual puede deducirse como un gasto en la determinación de la RLI del ejercicio respectivo, siempre que concurran los requisitos del inciso 1°, del artículo 31 de la LIR.

La PT en ningún caso podrá imputarse a las utilidades no retiradas, remesadas o distribuidas que se mantengan acumuladas en la empresa, procediendo solamente su imputación a las rentas o cantidades que se perciban en el mismo ejercicio a título de retiros o dividendos afectos a IGC o IA, de otras empresas o sociedades, debidamente incrementadas en la forma señalada en el inciso final del número 1° del artículo 54 y en los artículos 58 número 2) y 62, todos de la LIR. En caso que dichas rentas no sean suficientes para absorberlas, la diferencia deberá imputarse en el ejercicio siguiente como un gasto de tal ejercicio.

ORDEN DE IMPUTACIÓN PARA LA PT:

Primera Imputación: A los Retiros y Dividendos afectos a IGC o IA percibidos desde otras empresas en el mismo ejercicio.

Para efectos de dicha imputación, estas sumas se incrementarán previamente en la forma señalada en el  inciso final, del N° 1, del artículo 54 y en los artículos 58 número 2 y 62, todos de la LIR, en una cantidad equivalente al monto del crédito por IDPC que les corresponda, conforme a lo dispuesto en el N° 5, del artículo 33 de la LIR.

Según lo dispuesto en el N° 5, del artículo 33 de la LIR, estas cantidades percibidas e  incrementadas en una cantidad equivalente al monto del crédito por IDPC que les corresponda, deberán incorporarlas como parte de la RLI o PT (según sea el resultado) para el cálculo del IDPC. De esta forma, antes de proceder a la incorporación de dichas cantidades incrementadas a la RLI o PT, el contribuyente deberá determinar si al efectuar los demás ajustes que establecen los artículos 29 al 33 de la LIR, se obtiene un resultado negativo, y en caso de resultar así, éste (resultado negativo), será imputado a los retiros y dividendos incrementados en la forma señalada.

En el caso que el contribuyente perciba en el ejercicio retiros y dividendos que en conjunto excedan las pérdidas tributarias, dichas cantidades deberán ser imputadas en el orden cronológico en que sean percibidas, para efectos de determinar el monto del PPUA a que puedan tener derecho.

Si la PT absorbe total o parcialmente tales utilidades percibidas incrementadas en el ejercicio, el IDPC pagado sobre éstas, se considerará como pago provisional en aquella parte que proporcionalmente corresponda a la utilidad incrementada absorbida, y se aplicarán las normas de reajustabilidad, imputación o devolución que señalan los artículos 93 a 97 de la LIR.

Efectuada la incorporación a la RLI de los retiros y dividendos incrementados recibidos desde otras empresas, y una vez realizada la imputación del resultado negativo de acuerdo a lo señalado, se pueden producir las siguientes situaciones:

a) Que el resultado negativo previo a la incorporación de los retiros y dividendos incrementados, sea totalmente absorbido por éstos, pudiendo dar origen a una RLI positiva.

En este caso, sólo se considerará como pago provisional la parte del IDPC correspondiente a las utilidades incrementadas que resultaron absorbidas por el resultado negativo, distinguiendo aquella parte del pago provisional con derecho a devolución de aquella sin derecho, imputándose en primer lugar este último. La parte restante de dicho impuesto, se sujetará al tratamiento establecido en el N° 5, del artículo 33 de la LIR, para efectos de su atribución.

b) Que los retiros y dividendos incorporados a la RLI incrementados, no hayan sido suficientes para absorber el resultado negativo determinado, dando como resultado una PT.

En este caso, el total del crédito por IDPC correspondiente a los retiros y dividendos incrementados que resultaron absorbidos, constituirá un PPUA, procediendo la imputación o devolución de aquella parte del referido crédito que corresponda, distinguiendo también aquella parte del pago provisional con derecho a devolución de aquella sin derecho, imputándose en primer lugar este último.

Se hace presente además que en este caso, el total o la parte del crédito por IDPC que corresponda sobre los dividendos o retiros percibidos desde una empresa sujeta al régimen de la letra B), del artículo 14 de la LIR, cuando dichas sumas incrementadas resulten total o parcialmente absorbidas por la PT, podrá recuperarse en un 100% como pago provisional en los casos y parte que así corresponda, sin que resulte procedente descontar el 35% de dicho crédito, cuando éste se encuentre sujeto a la obligación de restitución que establece el párrafo final, del N° 3, del artículo 56 y el inciso 3°, del artículo 63, ambos de la LIR, por corresponder a rentas determinadas bajo dicho régimen de tributación. En consecuencia, tendrá el carácter de pago provisional el 100% del crédito por IDPC correspondiente a los dividendos o retiros absorbidos por la PT, distinguiendo también aquella parte con derecho a devolución de aquella sin derecho.

Segunda Imputación: Como gasto en la determinación de la RLI del Ejercicio siguiente:

La PT que no haya resultado absorbida luego de aplicar la regla de imputación anterior, se deducirá como gasto en la determinación de la RLI o PT del ejercicio siguiente, considerándose bajo el concepto de pérdidas de ejercicios anteriores. Para estos efectos, la PT no absorbida que podrá ser deducida como gasto, se reajustará por el porcentaje de variación experimentada por el IPC en el período comprendido entre el mes anterior al cierre del ejercicio comercial en que ésta se generó y el mes anterior al de cierre del ejercicio siguiente.

Ejemplo: Imputación de Perdida Tributaria que no es absorbida por utilidades y que se imputa como gasto en el ejercicio siguiente, por un contribuyente acogido al régimen 14 A de Renta Atribuida.

Jorge R, empresario individual, con domicilio y residencia en Chile, perteneciente al régimen 14A, presenta los siguientes antecedentes para el año comercial 2017:

Dividendos Recibidos desde otras empresas:

Dividendo 1, afecto a IGC percibido en Marzo 2017 desde una SpA del régimen 14 A y conformada por personas naturales, con derecho a crédito por IDPC, tasa del 25%, el cual está formando parte del resultado financiero.

 

 $ 40.000

Determinación de la RLI según artículos 29 al 33 de la LIR.

Pérdida Financiera según Balance $ (50.000)
Agregados:
Provisiones varias $   10.000
Multas pagadas al fisco (reajustadas) $     1.000
Deducciones:
Dividendo 1 proveniente de régimen 14 A, percibido en marzo 2017 $ (40.000)
Desagregados:
No hay
RLI al 31 de diciembre de 2017 (antes de ajuste artículo 33, N° 5, DL 824) $ (79.000)

1) Imputación de Pérdida Tributaria según artículo 31, N° 3 de la LIR:

RLI al 31 de diciembre de 2017 (antes de ajuste artículo 33, N° 5, DL 824) $ (79.000)
Reposición (del artículo 33, N° 5 de la LIR)
Dividendo 1 proveniente de régimen 14 A, percibido en marzo 2017 $   40.000
Incremento (del artículo 33, N° 5 de la LIR)
Dividendo 1 ($  40.000 * 25/75) $   13.333
RLI al 31 de diciembre de 2017 (después de ajuste Art. 33, N° 5, DL 824) $ (25.667)

2) Determinación del PPUA

Monto del dividendo absorbido por la pérdida tributaria ($40.000 + $13.333) $ (53.333)
PPUA ([$ 40.000 + $ 13.333 = $ 53.333]* 25%) $   13.333

3) Pérdida tributaria que podrá ser imputada como gasto en la determinación de la RLI del ejercicio siguiente (reajustada):

Gasto para el ejercicio siguiente, de acuerdo al artículo 31, N° 3 $ (25.667)

Nota: Los $ 25.667, se deberán considerar como gasto en la determinación de la RLI o Pérdida Tributaria del ejercicio siguiente debidamente reajustado por el porcentaje de VIPC en el periodo comprendido entre el mes anterior al cierre del ejercicio comercial en que se generó y el mes anterior al de cierre del ejercicio siguiente.

Finalmente, podemos incluir el siguiente resumen o tips de recapitulación:

Por los dividendos recibidos desde otras empresas y que formaron parte del resultado financiero al reconocer esos ingresos, se deben deducir en la determinación de la RLI y luego agregarlos incrementadamente, para formar una nueva RLI que contemple el tratamiento indicado por el Artículo 33, N° 5, de la LIR. Posteriormente, a esa nueva RLI que contempla, el ajuste del artículo 33, N° 5, se le aplica la tasa del IDPC y se le deducen los créditos con la aplicación de la restitución cuando corresponda (provenientes del régimen 14B).

 

Por: Daniel Silva

Consultor Tributario Boletín del Trabajo