Share

Es una práctica habitual que las empresas entreguen ciertos beneficios en dinero o especies a sus trabajadores, con motivo de las fiestas patrias, las cuales se celebraran la semana venidera (fiestas patrias 2018).

Producto de lo anterior, es que hemos preparado la presente contingencia para conocer los aspectos tributarios que conciernen a estos beneficios.


1) Efectos tributarios para la empresa

a) Situación frente a la Ley de la Renta

En términos generales, se deducirán de los Ingresos brutos, todos aquellos gastos que sean necesarios para producir la Renta, siempre y cuando cumplan con los siguientes requisitos copulativos:

 

Que se trate de gastos necesarios para producir la renta del ejercicio. En otras palabras, que se trate de aquel gasto inevitable u obligatorio.

Que los gastos no estén rebajados en el cálculo de la renta bruta formando parte del costo directo de los bienes cuya negociación o producción origina la renta (artículo 30 de la Ley de la Renta).

Que se haya incurrido efectivamente en el gasto, esto es, que el gasto se haya “pagado” o, en su defecto, se encuentre “adeudado”. De este modo, no reunirán esta característica los gastos “estimados” o “provisiones”, cuya deducción de la renta bruta no está permitida por la Ley.

Que los gastos se acrediten o justifiquen en forma fehaciente ante el Servicio de Impuestos Internos. En otros términos el contribuyente deberá probar la naturaleza, necesidad, efectividad y monto necesario de los gastos pudiendo el Servicio calificar los medios probatorios ofrecidos.

Los gastos pagados o adeudados por una empresa, deben corresponder al período en que efectivamente ellos se producen, los que deberán tener, además, una directa relación con los beneficios obtenidos.

Además, debe tenerse presente que todos los gastos que se rebajen del resultado de la empresa, deben ser propios o estar en relación a la actividad generadora de la renta.

 

Respecto a las remuneraciones en particular, de acuerdo a lo establecido en el artículo 31 N°6 de la LIR, se acepta como gasto tributario toda remuneración que la empresa deba pagar a sus trabajadores en virtud de un contrato de trabajo, en razón de servicios personales prestados por éstos. Entre estas remuneraciones se pueden señalar las siguientes: sueldos, salarios, honorarios, horas extraordinarias, comisiones, sobresueldos y cualesquiera otras asimilaciones.

Al respecto, la segunda parte del inciso primero del mismo artículo 31 N°6, indicado anteriormente, señala que en el caso de remuneraciones canceladas voluntariamente, estas se aceptarán como gastos cuando ellas sean repartidas a cada trabajador en proporción a los sueldos y salarios pagados durante el ejercicio, así como en relación a la antigüedad, cargas de familia u otras normas de carácter general y uniforme aplicables a todos los trabajadores de la empresa.

Por lo tanto, considerando las normas analizadas precedentemente, podemos concluir lo siguiente:

 

Aguinaldos, canastas familiares y otros beneficios de fiestas patrias, entregados en virtud de un contrato individual de trabajo o de un convenio colectivo.

Se cosideran un gasto aceptado tributariamente, por tener el carácter de obligatorios para la empresa

 

Aguinaldos, canastas familiares y otros beneficios de fiestas patrias, entregados en forma voluntaria por el empleador.

Se cosideran un gasto aceptado tributariamente, en la medida que sean pagados a los trabajadores de la empresa bajo normas de carácter general y uniforme y sean montos razonables a juicio del SII.

 

En esta segunda alternativa, si los gastos no se consideran necesarios para producir la renta, adquieren el carácter de gastos rechazados afectos a la tributación establecida en el artículo 21, inciso primero, de la Ley de la Renta (Impuesto Único del 40%).

b) Situación frente a la Ley de la IVA

El artículo 23 N°1 de la Ley de IVA, establece que darán derecho al crédito fiscal, las adquisiciones e importaciones de bienes o servicios, que estén relacionados con el giro o la actividad del contribuyente y que estén destinados a:

MERCADERÍAS O ACTIVO REALIZABLE
ACTIVO INMOVILIZADO
GASTOS GENERALES

 

Al respecto, el Servicio de Impuestos Internos (SII) se manifestó a través de la pregunta frecuente, ID:001.002.1172.004, en la cual indica que el Impuesto al Valor Agregado (IVA) consignado en las facturas de proveedores producto, de la adquisición de regalos para los trabajadores, no da derecho a su uso como Crédito Fiscal.

Por lo tanto, entendemos que bajo la figura de los “regalos”, se agrupa la adquisición de canastas familiares u otros beneficios que se entreguen a los trabajadores, no siendo procedente la utilización del IVA como crédito fiscal, ya que dichas adquisiciones no se consideran un gasto relacionado con el giro o actividad del contribuyente.

2) Efectos tributarios para el trabajador

El aguinaldo en dinero percibido por los trabajadores, constituye una mayor remuneración de aquellas indicadas en el artículo 42, Nº 1 de la Ley de la Renta y por lo tanto, queda afecta al Impuesto Único de Segunda Categoría, que establece el artículo 43, Nº 1, del mismo cuerpo legal.

Respecto a los beneficios en bienes corporales que podrían percibir los trabajadores, por ejemplo, cuando se trata de cajas de mercaderías o canastas familiares, el SII ha indicado que dichas cantidades constituyen una renta para el trabajador, considerando que se trata de un beneficio o incremento de patrimonio, calificado de una renta accesoria o complementaria a su remuneración, toda vez que estos beneficios son una contraprestación que el trabajador recibe por su trabajo.

Por lo tanto, dicho valores deberán formar parte de la remuneración del trabajador, quedando afectos al Impuesto Único de Segunda Categoría, al igual que el aguinaldo.
Para finalizar, es importante tener presente los siguientes conceptos:

 

El concepto de renta se encuentra establecido en el artículo 2°, N°1, de la LIR. Se consideran “renta”, los ingresos que constituyan utilidades o beneficios que rinda una cosa o actividad y todos los beneficios, utilidades e incrementos de patrimonio que de ellas se deriven. Por “renta percibida”, se entiende aquella que ha ingresado materialmente al patrimonio de una persona. (artículo 2°, N°3, de la LIR).

 

Jurisprudencia del SII relacionada con la materia

  • Circular N° 66, de 20.05.1977.
  • Oficio N° 1135, de 28.04.1998.
  • Oficio N° 5556, de 10.11.2003.
  • Pregunta frecuente ID: 001.002.1172.004
  • Pregunta frecuente ID: 001.002.2069.005

Fuente: Circulares, Resoluciones y/o Oficios citados en la presente publicación son emitidos por el SII y se encuentran disponibles en su sitio web: www.sii.cl

 


Por: Claudio Araya A.

Consultor Tributario – Boletín del Trabajo