La zona centro sur del país ha sido azotada por lo que se conoce como “el incendio más grande del país”, según lo catalogó el ministro de Obras Públicas Alberto Undurraga. Es por esto que a modo de concientización, abarcaremos la parte legal que ampara los actos de altruismo y retribución que se ha visto presente tanto en el ciudadano/poblador afectado o no, como en países que han demostrado su apoyo en virtud de las relaciones diplomáticas que sostiene la nación, manifestando una fraterna amistad entre distintos pueblos.

Enfocado en los contribuyentes que desean ser parte de las múltiples campañas para enfrentar los efectos de la catástrofe incendiaria, es que se resolverán las más relevantes dudas que surgen cuando se tiene el ánimo de realizar donaciones, como: ¿Qué tipo de donaciones se pueden realizar?; ¿Dónde y cómo realizar la donación?; ¿Qué efectos tributarios tienen estas donaciones?; ¿Cómo validar las donaciones efectuadas por un contribuyente?; ¿Qué leyes regulan estas donaciones?

 

¿Qué tipo de donaciones se pueden realizar?

En primer lugar, se debe distinguir que el tipo de donación que contempla la ley son las que buscan superar la emergencia y brindar una atención inmediata a los afectados, dando dinero, bienes que sean parte de su activo o también pudiendo ser parte de estos donativos: La alimentación, abrigo, habitación, salud, aseo, ornato, remoción de escombros, educación, comunicación y transporte de los habitantes de las zonas afectadas. Cabe destacar que para efectos de dotes con fines de reconstrucción, con un carácter definitivo y permanente, deben aplicarse las normas de la Ley N° 20.444, que crea el Fondo Nacional de la Reconstrucción.

En cuanto a las donaciones para los equipos de acción que combaten incendios, solicitan el aporte de los siguientes elementos:

Equipos de Protección Personal (EPP) • Bototos de seguridad
• Pollerón manga larga
• Calcetines de hilo
• Cascos
• Gorro con protector de cuello
• Mascarillas (trompas) con filtros para humo y polvo
• Antiparras selladas
• Guantes de cabritilla
• Mascarillas N” 95
Insumos de primeros auxilios (PPAA) • Suero fisiológico 95% (ampollas)
• Vendas gasas
• Apósitos de distintas Medidas
• Guantes de procedimiento
• Gasas de distintas medidas
• Telas adhesivas (papel o micropore)
• Bloqueador Solar
• Protector labial
• Hidratación y alimentación
Los siguientes insumos son los requeridos por los equipos de bomberos y brigadistas en combate de los incendios: • Bebidas Isotónicas
• Agua mineral (formato ½ litro sin gas)
• Barras de Cereales o proteicas sin azúcar

 

¿Dónde y cómo realizar la donación?

Los contribuyentes deben realizar estas dádivas en instituciones que los destinen a superar la emergencia en la Zona de Catástrofe como: el Estado, personas naturales o jurídicas de derecho público, fundaciones o corporaciones de derecho privado y Universidades reconocidas por el Estado.

En caso de que la donación sea realizada en dinero, a continuación se entregan las cuentas bancarias habilitadas de los protagonistas de las principales campañas para los damnificados:

 

Cuenta bancaria Chile ayuda a Chile – Ministerio del Interior
Aportes a través del RUT: 60.501.000-8

Cruz Roja chilena
Aportes a través de Banco Estado, a nombre de Cruz Roja chilena en la cuenta corriente número 292222. RUT: 70.512.100-1

Desafío Levantemos Chile
Aportes a través de Banco de Chile, a nombre de Desafío Levantemos Chile en la cuenta corriente número 98027-07. RUT: 65.943.320-6

Caritas Chile
Aportes a través de Banco de Chile, a nombre de Caritas Chile en la cuenta corriente número 117-01. RUT: 70.020.800-1

Juntos por Chile (Hogar de Cristo)
Aportes a través de Banco BCI, a nombre de Juntos por Chile en la cuenta corriente número 40001024. RUT: 97.006.000 – 6

Techo
Aportes a través de Banco Santander, a nombre de Un Techo para Chile en la cuenta corriente número 6518783-3. RUT: 65.533.130-1

 

 ¿Qué efectos tributarios tienen estas donaciones?

 

En concordancia con la ley, con la realización de las donaciones mencionadas, es que los contribuyentes pueden adoptar el beneficio de rebajar los aportes como gasto necesario para producir la renta.

Tres características importantes que expresa la ley sobre esta acción benéfica:

  • Estas donaciones se encuentran exentas de todo impuesto.
  • No tienen límite alguno, a diferencia del límite general del 5% que afecta otras donaciones.
  • Pueden realizar donativos empresas con pérdidas tributarias.


¿Cómo validar las donaciones efectuadas por un contribuyente?

 

Conservando en su poder los comprobantes que acrediten dicha acción para efectos de una posible acreditación ante el SII. En caso de aportes monetarios deben mantener en su poder los depósitos o transferencias realizadas a las cuentas.

Para la acreditación de otros tipos de donaciones, los siguientes documentos validan tales acciones:

Documentos que acreditan la donación:

  • Comprobantes de depósitos o transferencias bancarias a cuentas acreditadas.
  • Facturas exentas o boletas de compra.
  • Contratos de transporte o despacho.
  • Guías de despacho.
  • Contabilidad fidedigna.

Cabe recalcar que para las donaciones contempladas por la ley que regula estos donativos, no se requiere certificado de dichas acciones, ya que la entidad receptora es la encargada de informar al SII a través de inventario los bienes recaudados.

 

¿Qué leyes regulan estas donaciones?

 

La ley que norma los beneficios tributarios mencionados, para efectos de las donaciones expuestas, es la Ley 16.282 de 1965, en concordancia también de la catástrofe acontecida.

Las disposiciones legales aplicables a la materia tratada, en la parte pertinente, son las siguientes.

Artículos 1 y 7, de la Ley 16.282:

“Artículo 1º. En el caso de producirse en el país sismos o catástrofes que provoquen daños de consideración en las personas o en los bienes, el Presidente de la República dictará un decreto supremo fundado, señalando las comunas, localidades, o sectores geográficos determinados de las mismas, que hayan sido afectados, en adelante, “zonas afectadas. En caso que los sismos o catástrofes se hayan producido en un país extranjero, el Presidente de la República podrá, por decreto supremo fundado, disponer la recolección de aportes y envío de ayudas al exterior, como un acto humanitario de solidaridad internacional. Sólo a contar de la fecha del decreto señalado podrán hacerse efectivas las disposiciones de esta ley, en cuanto fueren compatibles.

Artículo 7º. Las donaciones que se efectúen con ocasión de la catástrofe o calamidad pública, al Estado, a personas naturales o jurídicas de derecho público o fundaciones o corporaciones de derecho privado a las Universidades reconocidas por el Estado, o que Chile haga a un país extranjero, estarán exentas de todo pago o gravamen que las afecten en las mismas condiciones que las señaladas en el decreto ley 45 de 16 de Octubre de 1973.”

Artículo 3°, del decreto ley N°45, de 1973:

“Artículo 3° El monto de las erogaciones o donaciones referidas, que efectúen los contribuyentes del impuesto a la renta, ya sea en dinero o en bienes que forman parte del activo de dichos contribuyentes, podrá ser rebajado de su renta imponible correspondiente al ejercicio o período en que se realice la donación o erogación, incluso para los fines del impuesto a favor de la Corporación de la Vivienda, cuando proceda.”

El SII se pronunció al respecto en la Circular N°19 de 2010

 

 

Como se indicó anteriormente, los donativos con fines de reconstrucción están regulados por el Fondo Nacional de la Reconstrucción a través de la Ley N° 20.444. De la cual el Servicio impartió instrucciones referente a su tratamiento tributario en la Circular N°22 del 2014.

 

 

 

Por otra parte el Oficio N°2338 de 2016 indica lo resuelto acerca de la no obligación de contar con un certificado para acreditar las donaciones, indicando lo siguiente:

“En relación a su consulta y de acuerdo a lo indicado, se informa que en el caso particular de las donaciones efectuadas en virtud de lo dispuesto en la Ley N°16.282 de 28 de julio de 1965, cuyo texto refundido fue fijado a través del Decreto Supremo N°104 de 1977, y en el Decreto Ley N°45, de 16 de octubre de 1973, no existe norma que prescriba el timbraje del certificado de donación, debiendo el donante probar este hecho de acuerdo a las reglas generales de acreditación del artículo 21 del Código Tributario.” 

 

 

Por: Matías Vega.

Consultor Tributario Boletín del Trabajo