Share

¿En qué consiste este beneficio?

Es un crédito en contra del Impuesto Único de Segunda Categoría (IUSC), o en contra del Impuesto Global Complementario (IGC), según corresponda que puede ser utilizado por el padre o la madre que incurra en pagos a establecimientos de enseñanza pre escolar, básica, diferencial y media, reconocidos por el Estado, por concepto de matrícula, colegiatura, pagos de cuotas de centros de padres, transporte escolar privado y otros gastos de la misma naturaleza y con relación directa a la educación de sus hijos.

Este crédito contra impuestos finales, no requiere que los padres aludidos, demuestren o acrediten los gastos en la educación de sus hijos, sino que es la propia LIR que otorga el beneficio de forma directa y por montos predeterminados, mientras se cumplan los requisitos establecidos en la ley.

El beneficio en análisis,  que introdujo la reforma tributaria a través de la Ley 20.630 del año 2012, se encuentra contenido en el artículo 55 ter de la Ley sobre Impuesto a la Renta, el cual se transcribe a continuación:

Artículo 55 ter.

Los contribuyentes personas naturales, gravados con este impuesto, o con el establecido en el artículo 43, número 1, podrán imputar anualmente como crédito, en contra de dichos tributos, la cantidad de 4,4 unidades de fomento por cada hijo, según su valor al término del ejercicio. Este crédito se otorga en atención a los pagos a instituciones de enseñanza pre escolar, básica, diferencial y media, reconocidas por el Estado, por concepto de matrícula y colegiatura de sus hijos y, asimismo, por los pagos de cuotas de centros de padres, transporte escolar particular y todo otro gasto de similar naturaleza y directamente relacionado con la educación de sus hijos. El referido crédito se aplicará conforme a las reglas de los siguientes incisos.

Sólo procederá el crédito respecto de hijos no mayores de 25 años, que cuenten con el certificado de matrícula emitido por alguna de las instituciones señaladas en el inciso anterior y que exhiban un mínimo de asistencia del 85%, salvo impedimento justificado o casos de fuerza mayor, requisitos todos, que serán especificados en un reglamento del Ministerio de Educación.

La suma anual de las rentas totales del padre y de la madre, se hayan o no gravado con estos impuestos, no podrá exceder de 792 unidades de fomento anuales, según el valor de ésta al término del ejercicio.

Para los efectos de la aplicación de lo dispuesto en este artículo, los contribuyentes gravados con el im-puesto establecido en el Nº 1 del artículo 43, deberán efectuar una reliquidación anual de los impuestos retenidos durante el año. Al reliquidar deberán aplicar la escala de tasas que resulte en valores anuales, según la unidad tributaria del mes de diciembre y los créditos y demás elementos de cálculo del impuesto.

Para la aplicación de lo dispuesto en el inciso anterior, las rentas se reajustarán en conformidad con lo dispuesto en el inciso penúltimo del artículo 54 y los impuestos retenidos según el artículo 75. Por su parte, el monto del crédito de 4,4 unidades de fomento se considerará según el valor de la misma al término del respectivo ejercicio.

Cuando con motivo de la imputación del crédito establecido en este artículo proceda devolver el todo o parte de los impuestos retenidos o de los pagos provisionales efectuados por el contribuyente, la devolución que resulte de la reliquidación a que se refiere el inciso quinto anterior, se reajustará en la forma dispuesta en el artículo 97 y se devolverá por el Servicio de Tesorerías, en el plazo que señala dicha disposición. Si el monto del crédito establecido en este artículo excediere los impuestos señalados, dicho excedente no podrá imputarse a ningún otro impuesto ni solicitarse su devolución.

Las instituciones de educación pre escolar, básica, diferencial y media, y los contribuyentes que imputen este crédito, deberán entregar al Servicio la información y documentación pertinente para acreditar el cumplimiento de los requisitos, por los medios, forma y plazos que dicho Servicio establezca mediante resolución.

 


Del texto arriba transcrito, que es la fuente directa del beneficio, podemos desprender las siguientes conclusiones:

Requisitos copulativos para optar al crédito:

Que las rentas CONJUNTAS del padre y la madre, no excedan de UF 792 anuales, equivalentes a $ 20.867.600 (Convertidas con UF del 31 de diciembre de 2016: $ 26.347,98). Si la suma conjunta anual del padre y la madre, exceden de las 792 UF, ninguno de ellos tendrá derecho al crédito en análisis.

Que el hijo o los hijos, sean menores de 25 años de edad, computados al 31 de diciembre del año calendario por el cual se invoca el referido crédito.

Que cada hijo, cuente con un certificado de matrícula emitido por una institución de enseñanza pre escolar, básica, diferencial o media, que haya sido reconocida por el Estado y que dicho certificado exhiba una asistencia mínima del 85%, sin perjuicio de poder presentar un porcentaje de asistencia inferior al señalado, cuando exista algún impedimento justificado o en casos de fuerza mayor, de acuerdo a lo que establezca el Ministerio de Educación.

¿Cuál es el monto del crédito por educación?

UF 4,4 por cada hijo, equivalentes a $ 115.931 (Conversión con UF al 31 de diciembre de 2016: $ 26.347.98).

El monto del crédito a imputar, dependerá de las siguientes circunstancias del padre y la madre del estudiante:

100% cuando uno sólo de los padres sea contribuyente del Impuesto Único de Segunda Categoría o Impuesto Global Complementario y cumpla los requisitos indicados en el Artículo 55 ter de la LIR, o bien cuando ambos padres cumplan con dichas condiciones y de común acuerdo, opten por designar a uno de ellos como beneficiario del monto total del crédito (el beneficio debe cederse antes de haber presentado la declaración de renta en F22).

50% cuando cumpliendo los requisitos, cada padre impute el beneficio por no existir acuerdo entre ambos.

100% para el padre o madre sobreviviente (que cumpla con los requisitos), cuando el otro progenitor haya fallecido.

100% cuando el hijo sólo haya sido reconocido por uno de sus padres (que cumpla con los requisitos)

Antecedentes que no se requiere acreditar

Informar el número de hijos que generan el beneficio tributario en análisis, ya que esta información ya estará en las bases de datos del SII en el momento en el que se presente la Declaración de la Renta, debido a lo pre informado por los establecimientos educacionales.

Los gastos que los padres hayan realizado para la educación de sus hijos, ya que el beneficio asume que sí los han realizado.

La matrícula y/o asistencia de los hijos, ya que esta información será proporcionada directamente al SII por la institución educacional que corresponda.

Es importante mencionar que el Servicio de Impuestos Internos (SII), recomienda utilizar el Simulador del beneficio por gastos en educación del artículo 55 ter, el que luego de recibir los datos, permitirá verificar a cada padre, si puede postular al beneficio y cuál es el monto de rebaja al que puede acceder.

Ejemplo:

A continuación, presentamos un breve ejemplo práctico de la forma de operar el beneficio tributario del artículo 55 ter de la LIR:

Rentas año 2016 del Padre $  14.500.000
(+) Rentas año 2016 de la madre $ 6.000.000
(=) Rentas conjuntas año 2016 $ 20.500.000
(÷) UF al 31-12-2016 $ 26.347,98
(=) Renta 2016 conjunta en UF UF 778,05

La renta conjunta 2016 de UF 778,05 es menor a UF 792, en consecuencia, respecto al requisito del monto de la renta conjunta, procede imputar el 100% del beneficio contra impuestos finales.

A mayor abundamiento se adjunta Circular 6 del 28 de enero de 2013 de la cual se sugiere ver las páginas 7 a la 12.

Confiando en que el tema seleccionado para la presente contingencia sea de utilidad para los lectores finalizamos la presente misiva tributaria.


Por: Daniel Silva Alvarado.

Consultor Tributario Boletín del Trabajo Contador Auditor, Universidad Arturo Prat

Post Título en Trbutación, Universidad de Chile

Magister en Pedadogía Universitaria, Universidad del Mar